Si nunca te han golpeado en la cara, no tendrás la confianza de aquel que ya ha recibido varios golpes y se ha repuesto de ellos. En la vida pasa lo mismo, si no has pasado por momentos de mierda, si no has tenido que superar grandes dificultades, siempre te quedará la inseguridad de si estás preparado para afrontarlas cuando lleguen. ⠀⠀⠀⠀

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
¿Cómo evitarlo? No te escondas, no te refugies en la comidad. Exponte, da la cara, enfréntate a la adversidad, desafía la incomidad. Todo ello te dará la confianza que te permitirá subir de nivel, y sobre todo, volverte más y más fuerte.

Categorías: blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *