¿Debemos llegar al fallo muscular? Si és así, ¿Cuándo? Sigue leyendo.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Aunque llegar al fallo no es necesario, sí que es cierto que cuanto más cerca te quedes del fallo en un ejercicio, mayor estímulo se llevarán los grupos musculares que trabajes por lo general.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Sin embargo, también la fatiga producida será mayor, tardaremos más en recuperarnos y también aumentará el riesgo de lesión.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
No hay una respuesta universal a esta pregunta, pero mi recomendación es la siguiente:
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Si tu objetivo es ganar fuerza: Llegar al fallo no sería recomendable, pues aumentas mucho la fatiga central, la técnica se deteriora y aumenta el riesgo de lesión. Lo ideal sería dejarse la mayoría de las veces de 2 a 4 repeticiones en recámara, y llegar de vez en cuando al fallo técnico (última repetición que puedes hacer con una técnica correcta).
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Si tu objetivo es ganar masa muscular: Llegar al fallo o quedarse lo más cerca posible de él sería lo óptimo para maximizar estas ganancias, pero sólo sería recomendable si vas a darle al músculo el tiempo suficiente para que se recupere (si aumentas la intensidad, debes disminuir la frecuencia y/o el volumen). En los ejercicios técnicamente más difíciles (como una sentadilla pesada con barra alta), lo mejor es que no superes el fallo técnico y que quedes alguna repetición en recámara, sobre todo si utilizas altas cargas, pero en los ejercicios analíticos puedes llegar al fallo con mayor frecuencia porque el riesgo de lesión y la fatiga central son mucho menores (como en unas extensiones de cuádriceps en máquina o en un curl de bíceps).

Categorías: blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *