⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Así que no temas cometer errores, sino todo lo contrario. Porque si no cometes los suficientes errores de los que te puedas recuperar, es posible que acabes cometiendo un error fatal del que no te puedas recuperar.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Cada error cometido nos proporciona un aprendizaje que nos permite evitar errores mayores. El ejemplo que David suele poner es el del Titanic. Si no se hubiese hundido, se hubieran construido barcos más y más grandes y al final la tragedia hubiera sido mucho mayor. ⠀⠀⠀

Categorías: blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *